Türkiye Cumhuriyeti

Türkiye Cumhuriyeti Barselona Başkonsolosluğu

Konuşma Metinleri

Türk Dış Politikası, Türkiye-İspanya İlişkileri ve Türkiye Ekonomisi Hakkında Konuşma Notu, 27.11.2009

A. INTRODUCCIÓN

Estimados señores y señoras,

Es una gran satisfacción para mí estar con todos ustedes aquí hoy para hablar sobre la política exterior y la economía de Turquía.

Les doy las gracias a los responsables de este acto por darme esta oportunidad.

Llevo un año en Barcelona como Cónsul General de Turquía.

Como ya saben, dentro del marco de las excelentes relaciones entre nuestros países, el Consulado General de Turquía en Barcelona, se reabrió en Octubre de 2008 y empezó a funcionar plenamente en su nueva oficina a partir de marzo de 2009.

Hace muy poco, el Ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Excmo. Sr. Ahmet Davutoğlu, hizo una visita oficial a España, y como parte de esta visita, estuvo en Barcelona el día 16 de este mes, para la inauguración oficial del Consulado.

El Ministro y el Presidente de la Generalitat, Muy Honorable Sr. José Montilla, reinauguraron juntos el Consulado, lo cual ha sido un gran privilegio para nosotros.

Esto nos muestra la importancia que ambos países se dan el uno al otro a fin de fomentar las relaciones bilaterales en todos los campos.

Antes de empezar con el tema, debo confesar que desde el primer día que asumí mis responsabilidades en Barcelona me he sentido como en casa. Hasta el momento, he servido en muchos países diferentes. Hemos experimentado que Barcelona en sí ha facilitado y acelerado nuestro trabajo de inaugurar y activar el consulado con el apoyo claro de las autoridades catalanas y españolas. Les estamos muy sinceramente agradecidos. Pues, debo confesar que es un privilegio trabajar como un diplomático en este país donde hay sentimientos muy positivos sobre Turquía.

B. LA POLÍTICA EXTERIOR DE TURQUÍA

Después de la parte sentimental de introducción, ahora, primeramente, me gustaría resumir las características de la política exterior de Turquía.

Turquía ha estado siguiendo una política de “Paz en el país y paz en el mundo” desde el establecimiento de la República.

Consecuentemente, la República de Turquía con su sistema político democrático y laico, su sólida economía de libre mercado integrada en una Unión Aduanera con la Unión Europea y su tradición social que reconcilia la modernidad con la identidad cultural, persigue una política exterior que es generadora de seguridad y estabilidad en su región y más allá de ella.

El principal objetivo de la política exterior turca es contribuir a promover y garantizar un entorno de paz, estabilidad, prosperidad y cooperación tanto en el ámbito regional como internacional que favorezca el desarrollo humano tanto a nivel interno como en los países vecinos y más lejanos.

Los últimos acontecimientos en cuanto a las relaciones de Turquía con sus vecinos, tales como Armenia, Siria, Irak, Georgia etc. y su activo papel dedicado a mantener la paz, especialmente en sus alrededores, nos demuestran su importancia geoestratégica.

Turquía asume el liderazgo en el proceso de cooperación regional, fomentando relaciones de buena vecindad y de cooperación económica.

Asimismo, practica una política exterior multidimensional que reconcilia Occidente con Oriente y el Norte con el Sur y tiene una presencia activa en todas las regiones.

Podemos decir que sirve de puente crucial para el diálogo y la interacción entre las civilizaciones del corazón de Eurasia.

El carácter multidimensional de la política exterior turca encuentra expresión y está más fielmente representada en la pertenencia de Turquía a un amplio número de organizaciones regionales e internacionales de importancia capital junto con el proceso de adhesión a la Unión Europea.

Turquía participa también en el Proceso de la Unión por el Mediterráneo y apoyamos que Barcelona sea la sede de la Secretaria de este organismo.

Además, tiene un interés activo como observador permanente en las actividades de la Organización de Estados Americanos, la Asociación de Estados del Caribe y la Unión Africana.

Turquía concluyó igualmente un Acuerdo Marco con la Liga Árabe para institucionalizar sus relaciones y la cooperación con esta organización. El deseo de Turquía es establecer vínculos institucionales similares con la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN).

Tras mencionar esta dimensión multilateral de la diplomacia turca, es un deber, referirse a su papel activo en cuanto al mantenimiento de la paz a nivel internacional y sus empeños de ayuda bilateral e internacional.

Turquía y el mantenimiento de la paz a nivel internacional

El compromiso de Turquía para el mantenimiento de la paz en el mundo continúa vigente a través de su participación activa y apoyo a misiones de la ONU, la OTAN, y la UE.

Esfuerzos de ayuda bilateral e internacional

Además, Turquía contribuye a los esfuerzos de ayuda bilateral e internacional. La ayuda total al desarrollo de Turquía llegó a 1.6 mil millones de dólares, incluso la ayuda del sector privado y actividades la Agencia Turca de Cooperación y Desarrollo (TIKA) y la Sociedad de la Media Luna Roja a diversas causas.

En resumen, todo esto da un papel clave a Turquía en la diplomacia multinacional y una característica mediadora para facilitar a aliviar las tensiones y resolver las crisis regionales e internacionales. Además, es un valor añadido para el poder económico de Turquía, pues, da una confianza primordial a los inversores quienes puedan disfrutar de esto para acceder a las partes vírgenes del mundo. Como ya se sabe, en este siglo, la estabilidad es primordial para los inversores y la cooperación económica. Tras referir a esto, quisiera subrayar las relaciones entre Turquía y la Unión Europea.

Turquía y la Unión Europea

La política prioritaria y el principal objetivo estratégico de Turquía es convertirse en miembro de la UE (Unión Europea).

La política que persigue Turquía para su integración en Europa es una vocación histórica.

Eso no ha empezado en este siglo. El Imperio otomano, que se extendía por tres continentes, siempre se consideró como una potencia europea.

Desde finales del siglo 17, Turquía se ha estado reformando su sistema político, económico y social, en concordancia con el Occidente.

Turquía, tras finalizar con éxito la lucha de independencia, adoptó los valores occidentales al proclamar la moderna República de Turquía.

Hoy en día Turquía es miembro de todas las instituciones europeas.

Desde 1959 está preparándose para su adhesión a la UE. El Acuerdo de Asociación de 1963 tiene un objetivo fundamental a preparar Turquía para convertirse en miembro de pleno derecho de la UE.

Turquía cumplió todos sus compromisos derivados del Acuerdo de Asociación y solicitó su adhesión como miembro de pleno derecho en 1987.

Turquía ha establecido una Unión Aduanera con la UE en 1996, por lo que actualmente ya se ha culminado la armonización aduanera con la UE. Algunos países miembros, aún hoy en día, no han podido realizar de manera íntegra.

En 1999, recibió la respuesta positiva a su solicitud de adhesión como miembro de pleno derecho, con la declaración de Turquía como país candidato.

En diciembre de 2004, se decidió que Turquía, habiendo cumplido los criterios requeridos, podría comenzar las negociaciones para su adhesión como miembro de pleno derecho.

Finalmente, el 3 de octubre de 2005 se iniciaron las negociaciones para la adhesión. Hasta ahora se abrieron 11 capítulos a la negociación y sólo uno se pudo cerrar provisionalmente.

La adhesión de Turquía será en beneficio mutuo.

El creciente dinamismo económico turco, unido a sus cualidades demográficas, proporciona a la UE una opción estratégica a la hora de afrontar desequilibrios económicos y desafíos poblacionales.

Nuestros valores comunes, como son la democracia, el laicismo, el respeto de los derechos humanos, la economía de libre mercado, se extenderán hacia Oriente Medio, el Cáucaso y Asia Central, con la adhesión de Turquía como miembro de pleno derecho.

Nombremos algunos grandes desafíos a los que se enfrenta nuestro continente:

La crisis económica, el paro, la disminución demográfica, la inmigración ilegal, el terrorismo, la seguridad energética, el cambio climático, la seguridad global de alimentación y muchos otros.

Estoy convencido de que todos estos desafíos se podrán solucionar con la incorporación a la UE de Turquía. La visión estratégica que une Turquía y la Unión ya es fuerte y arraigada. Los intereses de Turquía y la UE coinciden en una geografía extensa y en muchos campos.

En resumen, Turquía es una fuerza para siempre en varios puntos principales de presión en el globo. Evidentemente, el futuro común de Turquía y la Unión es dictado por la visión estratégica y la dependencia mutua, pero no con los requisitos esporádicos. Esto es un proceso natural.

El dinamismo económico creciente de Turquía, unido con sus cualidades demográficas, ofrece una opción estratégica a la Unión para que pueda tratar con los desequilibrios macroeconómicos y los desafíos demográficos del futuro.

Una vez que estemos en la situación de entrar a la Unión como miembro de pleno derecho asumiremos nuestra parte de la carga. Sin embargo, nos estamos enfrentando a los obstáculos políticos injustos.

Estamos haciendo un gran esfuerzo para cumplir el criterio necesario a acceder a la UE como miembro de pleno derecho. Y esperamos que la Unión se porte con la misma sinceridad y cumpla sus promesas hacia Turquía. Deseamos fortalecer la Unión y, una vez concluidas las negociaciones, se comprenderá y se apreciarán mejor las ventajas de que Turquía pertenezca a ella.

Además, la adhesión de Turquía confirmará que la convivencia entre países de diferentes culturas es posible. Así la UE demostrará al mundo de manera concreta que la diversidad es enriquecedora.

Sabemos que el apoyo que España muestra hacia Turquía es una política de estado y lo apreciamos. La ciudadanía española también apoya esta política. Esperamos que, la Presidencia española acelere el ingreso de Turquía en la UE.

C. LAS RELACIONES ENTRE TURQUÍA Y ESPAÑA

Como ya he mencionado algunas veces, las relaciones entre Turquía y España están a un nivel excelente.

Tanto Turquía como España son penínsulas situadas en ambos confines del Mediterráneo, que desde épocas antiguas fueron puntos de encuentro entre continentes y camino de paso de numerosas civilizaciones.

Asimismo, quisiera contar la historia del primer encuentro entre turcos y catalanes, que tiene una importancia simbólica.

Este primer contacto se produjo en la época en que los turcos presionaban a Bizancio y el emperador Bizantino (Andronikos Paleologos) pidió ayuda al rey de Aragón. En 1303 el rey de Aragón mandó una compañía de catalanes, los Almogávares, al mando del Capitán Roger de Flor, para ayudar a Bizancio. Pero al final, los Almogávares fueron traicionados por los bizantinos. La llamada Venganza Catalana sucedió como consecuencia del asesinato de Roger de Flor y unos cien de sus almogávares por parte de los bizantinos. Una parte de estos catalanes se unió posteriormente a Osman Gazi (el fundador del Imperio Otomano) y otra parte invadió Atenas y Thep en 1311 y dominó el Ducado de Atenas hasta 1388. En esta época los turcos, en general, mantuvieron relaciones amistosas con los catalanes.

A partir del siglo 16, vemos la prolongada rivalidad hispano-turca, que duro dos siglos, terminó en 1782 con la firma del Tratado de Constantinopla, un acuerdo de paz, amistad y comercial con el que se considera que se iniciaron las relaciones diplomáticas entre Turquía y España. Esta relación bilateral se ha desarrollado a lo largo de los años.

En la época moderna, en 1998, Turquía y España firmaron el Plan de Acción Conjunta.

Este plan refleja la condición de países amigos y aliados de Turquía y España, que comparten una misma vocación europea y mediterránea, y contiene las prioridades y objetivos comunes en las áreas de cooperación política, económica y cultural.

En el área política del plan se prevé que los dos países se comprometan a profundizar el diálogo y la cooperación tanto en los asuntos de carácter bilateral, como en las cuestiones internacionales de interés común, con una atención especial a la Unión Europea, el Mediterráneo, América Latina, los Balcanes, el Cáucaso y Asia Central, así como a temas de Seguridad y Desarme.

En los últimos años España viene siguiendo una actitud de acercamiento y ayuda a Turquía en el campo internacional, y especialmente, en el marco de la Unión Europea.

Nuestros colegas españoles quieren conocernos mejor y apoyan nuestra vocación occidental.

España, cuando ostentó la presidencia de turno de la UE, facilitó el apoyo necesario a Turquía dentro de sus posibilidades y ayudó a la constitución de la Unión Aduanera.

No tenemos ninguna duda de que durante la presidencia española en el 2010, España seguirá ayudando a facilitar y acelerar las negociaciones entre Turquía y la UE.

En este sentido, hay que elogiar este firme apoyo que España muestra hacia la adhesión de Turquía a la Unión Europea como miembro de pleno derecho.

Me gustaría mencionar un proyecto que tiene una importancia en cuanto a la paz universal que es la fruta de la cooperación bilateral entre Turquía y España. Este proyecto es la “Alianza de Civilizaciones”.

A la luz de los preocupantes acontecimientos de los últimos años, vemos que la necesidad de un diálogo entre las diferentes culturas es una prioridad de la agenda de la comunidad internacional.

La iniciativa de la Alianza de Civilizaciones puesta en marcha por el anterior Secretario General de Naciones Unidas en julio de 2005, es una respuesta directa a esta necesidad.

Este proyecto, que se considera que servirá para el establecimiento del diálogo y la tolerancia que tanto necesita un mundo que se enfrenta al riesgo del choque de las civilizaciones, es el fiel reflejo en el campo internacional de nuestras excelentes relaciones bilaterales.

Con su tradición fuertemente enraizada en la cultura de entendimiento mutuo, tolerancia, diálogo y respeto hacia otras culturas y religiones, Turquía ha emprendido el co-patrocinio de esta iniciativa juntamente con España. Y el Presidente del Gobierno español y el Primer Ministro de Turquía son co-presidentes de este proyecto.

Al explicar, las relaciones bilaterales entre Turquía y España, no hay que olvidar mencionar que gracias a las buenas relaciones entre Turquía y España y a que esta maravillosa ciudad es uno de los principales centros económicos, culturales, financieros, comerciales, industriales y turísticos de la región mediterránea, a finales del año pasado, reabrimos el Consulado General de la República de Turquía en Barcelona.

Estamos muy convencidos de que el Consulado General turco en Barcelona continuará ayudando así a mejorar las relaciones económicas y culturales entre Turquía y Cataluña.

Estamos experimentando un gran interés recíproco entre Turquía y Cataluña a nivel económico, cultural y turístico, entre otros.

Nuestras relaciones económicas crecen anualmente de una manera que provocaría envidia en otros países.

Las inversiones españolas en Turquía están creciendo.

Los inversores españoles están comenzando a descubrir la dimensión del mercado interior de Turquía, y la de los mercados situados en el entorno de Turquía, como el Cáucaso, Asia Central y Oriente Medio.

El volumen de comercio exterior entre nuestros países llegó a 6,7 mil millones de Euros en 2008.

Confío en que debido a todas las razones mencionadas anteriormente, como son las similitudes entre nuestros países; la atmósfera política muy positiva que hay entre nuestros gobiernos y líderes y el fuerte deseo por ambas partes de aumentar las ya existentes excelentes relaciones al más alto nivel; están haciendo que se cree una base sólida donde empresarios y compañías puedan hacer sus inversiones fácilmente sin ninguna preocupación.

D. ECONOMÍA DE TURQUÍA - UN PODER ECONÓMICO

En esta última parte de mi discurso me gustaría hablar sobre la economía de Turquía en general. Mi querida compañera Sra. Korukçu, que estoy seguro de que está muy bien preparada y dotada en cuanto a las oportunidades de inversión en Turquía, hará una presentación más detallada y técnica sobre este tema.

Turquía, con red moderna de telecomunicación y transporte, tiene la decimoséptima más grande economía y entre los años 2002 y 2008, la cuarta más rápida economía creciente en el mundo. Con una tasa anual de crecimiento media del 5%, es el país de la región Mediterránea con mayor crecimiento.

El incremento acumulativo del PIB (Producto Interior Bruto) de Turquía entre 2002 y 2008 corresponde al 190%. El PIB de Turquía superó los 900 billones de dólares y el PIB per capita en Turquía alcanzó los 10.436 dólares en 2008.

Turquía es uno de los 10 más grandes mercados emergentes.

A pesar de los efectos adversos de la crisis económica global, la economía turca creció un 1,1% en 2008. Aunque, se espera que el PIB disminuya en el 2009 debido a la crisis global, se prevé que la economía turca empezará a crecer de nuevo en el 2010.

Las exportaciones de Turquía llegan a 155 países, oscilando desde cable para el Túnel de la Mancha a coches para China.

El comercio exterior de Turquía alcanzó un volumen de 334 billones de dólares en 2008.

El turismo turco ha mostrado un progreso rápido después de 1980, y el número de turistas que visitaron Turquía entre 1980 y 2005 creció 17,5 veces y los ingresos por turismo aumentaron 5,5 veces. El número de turistas que visitó Turquía en el 2008 alcanzó los 25 millones.

342.000 españoles visitaron Turquía en el 2008.

Desde el punto de vista turístico, Turquía sigue siendo un centro de atracción valorado desde diferentes partes del mundo por su patrimonio socio-histórico, cultural y medioambiental.

Localización Estratégica - Estrategia de Energía de Turquía

Para entender bien el poder económico de Turquía, hay que mencionar su localización estratégica y su estrategia de energía.

Turquía es el puente físico, cultural y económico entre Europa y Asia, en el centro de Eurasia, limitando con 12 naciones y cuatro mares.

Es una puerta para los países de la cuenca del Mar Negro a la región Mediterránea y al resto del mundo a través de los estrechos turcos.

Turquía es un significante contribuidor al desarrollo de los estados independientes de Asia Central y el Cáucaso y único socio comercial para estos países.

Además es un futuro centro de energía de exportación del petróleo del Caspio y gas natural.

Con su localización estratégica y geográfica conecta Europa con Asia Central y Oriente Medio. Turquía se localiza geográficamente con proximidad al 72% de reservas de gas mundiales y al 73 % de reservas de petróleo, particularmente aquellas en Oriente Medio y en la cuenca del Caspio

Por lo tanto, forma un puente de energía natural entre los países origen y los mercados consumidores y es un país clave para garantizar la seguridad de la energía a través de la diversificación de las fuentes de suministros y rutas.

Los principales proyectos de tuberías de distribución realizados y otros en obras, contribuirán inevitablemente a la seguridad del suministro de energía en Europa, y a mejorar el papel de Turquía como país de tránsito importante en el eje de energía de Eurasia y centro de energía de la región.

Con este fin, Turquía ha concentrado sus esfuerzos en el transporte de petróleo del Mar Caspio y reservas de gas a los mercados occidentales realizándose el corredor de energía de Este-Oeste, a menudo llamado como la Ruta de la Seda del siglo veintiuno.

Los proyectos de tuberías de distribución, tales como Baku-Tbilisi-Ceyhan (BTC), Baku-Tbilisi-Erzurum (BTE), el Gasoducto Nabuco, el Proyecto de Círculo de Gas de Europa del Sur etc., que enlazan el Cáucaso y Asia Central con Europa, serán esenciales para la integración de la región con Occidente.

En resumen, con la finalización de los proyectos de tuberías de distribución, se espera que del 6 al 7% del abastecimiento global de petróleo transite a través de Turquía en 2012 y que Ceyhan se convierta en un centro de la energía de primer orden. Estos acontecimientos dan fe del papel estratégico que Turquía asumirá de forma creciente como principal ruta de tránsito de la energía entre los centros económicos del mundo y las fuentes de energía.

E. CONCLUSIÓN

Brevemente, hoy he intentado explicarles la política exterior de Turquía, las relaciones entre Turquía y la Unión Europea y las relaciones bilaterales entre Turquía y España. En la parte económica, he dado información básica sobre la economía turca y la importancia de su localización estratégica y su estrategia de energía.

En general, hablamos de un país con grandes potenciales que actúa como un puente entre el Este y el Oeste y entre tres continentes y que posee el factor de estabilidad en su región. Creo que tenemos que hacer un buen uso de estas ventajas de Turquía para poder establecer nuevas áreas para una visión estratégica y un futuro común.

Gracias.